free web stats

Diferencias y Similitudes entre Leasing y Renting en la Gestión Empresarial

Dentro del ámbito empresarial, es común tener dudas frente a los términos leasing o renting. Si bien existen ciertas similitudes a la hora de adquirir un bien para nuestro negocio, también existen diferencias notorias entre ambos conceptos.

El leasing, por ejemplo, es un contrato de arrendamiento financiero que incluye una opción de compra como medida obligatoria. El renting, por otro lado, es un alquiler que dura de 1 a 5 años, e incluye el mantenimiento adecuado del equipo.

Para conocer más sobre el tema, hemos decidido hablar de ello. Explicando el significado entre ambos términos, e identificando las diferencias y similitudes también entre uno y otro.  

¿Qué es el Leasing y Cuantos tipos hay?

El leasing es un mecanismo financiero que consiste en facilitar el alquiler y futura adquisición de un activo, bajo propiedad de una entidad financiera.  

Dicho de otro modo, el arrendatario tiene la potestad de usar y gozar de un bien por un periodo de tiempo, a cambio de un pago periódico que consolida la adquisición final de dicho bien.

Actualmente existen diferentes tipos de leasing. Destacan el leasing financiero y operativo, además del lease-back como contratos de arrendamiento.

  •       Leasing financiero: El cliente que alquila un bien tiene la obligación de pagar el importe por el arriendo durante el periodo de validez del contrato.
  •       Leasing operativo: El contrato de arrendamiento incluye el mantenimiento y reparación del bien en alquiler.
  •       Lease-back: El propietario de un bien vende el activo a una sociedad de leasing para consolidar un contrato de arrendamiento financiero sobre dicho activo.

¿Qué es el Renting?

El renting es un tipo de leasing operativo. La entidad financiera ofrece el arrendamiento o alquiler de un bien en específico por un tiempo determinado, pero sin la posibilidad de recurrir a su adquisición al finalizar el contrato.

Dependiendo del contrato estipulado, el alquiler del equipo incluye la posibilidad de contar con servicios adicionales asociados al activo, como es el caso del correcto mantenimiento del equipo en cuestión.

Al finalizar el renting, existe la posibilidad de renovar el contrato u optar por la devolución del equipo. Es por ello que el renting termina consolidándose como una herramienta útil para aquellos que desean arrendar sin tener que preocuparse por el mantenimiento del equipo. 

Diferencias entre Leasing y Renting

Una de las principales diferencias entre renting y leasing se basa en el uso. De este modo, el renting es un recurso que puede ser utilizado por particulares, además de empresas y autónomos.

Otra diferencia importante entre ambos conceptos, es que mientras el leasing permite la posibilidad de adquisición al finalizar el contrato, el renting no. Dicho de otro modo, el titular no podrá ser propietario del bien si opta por el renting como modelo empresarial.   

Otros aspectos importantes a tomar en cuenta son las ventajas contables que presentan ambos sistemas financieros. Si bien el leasing tiene más beneficios fiscales que el renting, hay que recordar que al final habrá que pagar por el bien en alquiler.  

En cambio, con el renting es posible sacar provecho del bien y disminuir el impuesto de sociedades, sin que ello implique quedarse con el bien en alquiler.

Otra diferencia a considerar son las limitaciones que existen entre uno y otro. Mientras que el renting se limita a los bienes muebles, el leasing integran los bienes inmuebles entre sus opciones de arrendamiento.

Sin embargo, como bien se mencionó anteriormente, es importante recordar que mientras el renting está disponible para cualquier usuario, el leasing se limita únicamente a pequeñas y grandes empresas.

En resumen, las diferencias entre leasing y renting son:

  •       El renting puede ser utilizado por particulares, empresas y autónomos, mientras que el leasing se limita a empresas y autónomos.
  •       El renting maneja únicamente bienes muebles, mientras que leasing integra los bienes muebles e inmuebles.
  •       El renting permite rentar o alquilar un bien o servicio sin que ello implique tener que adquirirlo al finalizar el contrato.
  •       El leasing se basa en alquilar un bien por un periodo determinado, para luego proceder al proceso de compra por parte del arrendatario.
  •       En el renting, el mantenimiento del bien corre por cuenta del arrendador. En el leasing, por el contrario, el arrendador se exime de lidiar con el costo de mantenimiento.  

Similitudes entre Leasing y Renting

La similitud entre ambas opciones podría resumirse en la necesidad de acceder a un activo necesario para nuestra organización, a un precio asequible.

Económicamente hablando, el leasing y el renting se presentan como alternativas viables para la gestión y financiamiento de proyectos a gran escala.

Además del beneficio financiero que pueden traer ambos conceptos, otra semejanza del leasing y el renting se relaciona con las cuotas a pagar durante el alquiler.

En este sentido, conviene saber que en ambos casos se debe pagar una cuota fija mes a mes mientras dure el periodo de arrendamiento. La cantidad y el día a pagar se estipula en el contrato, de manera que será necesario leer detenidamente las condiciones que se fijan en el mismo.

Conclusión

Ambos modelos de financiación se presentan como una opción viable y rentable que facilita el alquiler y la adquisición de un activo en particular. Dependiendo de las necesidades empresariales o personales, bien podemos optar por el leasing o el renting.

Lo principal es conocer y clasificar nuestras prioridades, para luego tomar optar por el modelo que mejor se adapte a nuestros requerimientos.  Las diferencias entre un concepto y otro son claras, y se basan principalmente en el tipo de empresa o activo en alquiler.

Lo esencial es recordar que el renting es ideal para particulares, empresas y autónomos que requieren financiación de bienes muebles. El leasing, por otro lado, se limita a empresas y autónomos, pero además de contar con los bienes muebles, también integra a los inmuebles.

Consulta a un especialista para conocer tus derechos, deberes, beneficios y desventajas antes de tomar cualquier decisión pertinente. 

error: Content is protected !!